lunes, 28 de julio de 2014

EN BÚSQUEDA DE NUESTRA AUTONOMÍA ¿Realmente somos independientes? ¿Tenemos motivos para celebrar?

En 1827 el presidente José La Mar iniciaba un largo ciclo de gobiernos caudillistas militares. Fueron casi 45 años de continuos golpes de estado, cambios de constitución e inestabilidad económica los que marcaron el inicio de la República peruana. La ausencia de una élite civil organizada incapaz de asumir la dirección de la República dejó la organización del Estado en manos de las dos instituciones hegemónicas de la época: la iglesia católica y lo militares. A lo largo del siglo XIX y XX la tradición militar y la presencia de la iglesia católica moldearon las estructuras sociales, culturales y políticas del país. 

Es así que esta larga tradición autoritaria ha definido la construcción del "ciudadano peruano". Por ello no resulta extraño observar que la mayoría de peruanos percibe como “mejor gobierno” algún gobierno militar o autoritario, Odría, Velasco y Fujimori son los favoritos. Como confirman las encuestas de Latinobarómetro (2013) los peruanos a nivel regional somos los menos entusiastas con la democracia, desconfiamos de las instituciones y estamos dispuestos a apoyar una dictadura antes que una democracia.
Pero que podemos esperar, si la tradición autoritaria nos ha atravesado. En la escuela, existen innumerables elementos autoritarios desde el profesor todopoderoso “Magister dixit” hasta cuando los estudiantes marcialmente se ponen de pie ante el ingreso de una “autoridad” al aula, pasando por el atropello que significa para un joven la “imposición disciplinaria” de la escuela al obligarlo a cortarse el cabello “corte escolar” o “corte militar”. Entre la infraestructura escolar, los cuarteles militares y los penales no existen muchas diferencias arquitectónicas, es característico los barrotes, los patios amplios, portones... Resulta ilustrativo además, que las más importantes reformas educativas de los últimos 60 años están asociadas a gobernantes militares. Bajo esta estructura se pretende formar ciudadanos autónomos y fomentar una cultura de paz. 

Entonces qué debemos esperar para estas fiestas, simplemente más muestras de esta tradición autoritaria: muchos sentirán orgullo al ver a los niños desfilar marcialmente en las escuelas y algunas calles de la ciudad, otros estarán atentos a la misa de Te Deum, la mayoría acudirá masivamente al desfile militar o al menos estarán expectantes por TV. Seguirán alimentando una tradición que es el principal obstáculo para desarrollo de nuestra autonomía. 

Están por transcurrir casi 200 años del inicio de nuestra República y nuestras instituciones democráticas siguen tan débiles como cuando iniciamos este camino. La democracia sigue siendo conceptualmente incomprensible para la mayoría de peruanos, la participación y responsabilidad cívica prácticamente ausente. La violencia social se incrementa, lo vemos en diversos espacios públicos, en el tránsito, las colas de los supermercados, bueno esta violencia es hija del autoritarismo enquistado en el alma del Perú y hermana de la criollada, de la pendejada, síntoma inequívoco del menosprecio a valores democráticos. ¿Realmente somos independientes?

miércoles, 15 de enero de 2014

CONCENTRACIÓN DE MEDIOS, DEBATE ABSURDO

En las últimas semanas en nuestro país se ha puesto en debate la concentración de medios periodísticos escritos a raíz de la compra del grupo periodístico EPENSA por parte del "Grupo El Comercio".
Debemos observar este tema en dos dimensiones: la primera el escenario económico de mercado El Comercio ha comprado legalmente EPENSA, la constitución liberal lo avala, el modelo liberal también y no creo que ninguna acción jurídica (salvo alguna modificación al modelo económico desde el congreso) sea capaz de revertir esta compra. ¿Los diarios del grupo EPENSA tenían una línea crítica respecto al comercio antes de ser comprada y su compra significará un cambio en la línea periodística? No, de ninguna manera, por el contrario manejan un discurso común. Ojo que la República también tuvo la intención de comprar el grupo EPENSA, pero como criollamente se dice pesó más la billetera, El Comercio fue el mejor postor.
La segunda corresponde al escenario político: en medio del enfrentamiento de empresarios por una compra y mercado, los grupos políticos han acomodado sus fuerzas según convenga, ¿por qué Alan García y el fujimorismo han cerrado filas en defensa del Comercio? Resulta lógico y coherente que estos grupos políticos por fines electorales busquen establecer una alianza con el más poderoso zar de las comunicaciones “El Comercio” y ciertamente este grupo está en la búsqueda de un candidato conservador acorde con su discurso para el 2016 y García y Keiko luchan por ser los elegidos. La compra de EPENSA resulta ser una minucia si observamos el peso del grupo  comercio en telecomunicaciones (Radio y Tv).  Por otro lado las estadísticas muestran que de 13 millones de votantes solo 1 millón se informa por prensa escrita y de esta población la mayoría  adquiere diarios de menos de 1 sol. Los 12 millones restantes se informan por TV y el comercio tiene presencia más significativa en este espacio.
Los “Defensores de la Democracia” se rasgan las vestiduras y han sobredimensionado la compra de EPENSA, pero si hablamos de monopolios la inversión minera en nuestro país es principalmente extranjera (China), el espacio aéreo peruano está en manos de Chile (90%), que Chile muestra un desmedido interés por controlar nuestros puertos (el mar de Grau, que irónico), la mayoría de servicios es manejado por capitales privados y que mantenemos una economía de exportación primaria, además de un largo etcétera de monopolios sobre recursos y servicios estratégicos de la nación sobre los cuales nadie se pronuncia, será tal vez por que por ahora no es políticamente rentable. Creo que el problema no es EPENSA pareciera que el problema es el modelo neoliberal.   
 
  

lunes, 2 de septiembre de 2013

INTERESES REGIONALES E INTERNACIONALES EN TORNO AL CONFLICTO SIRIO

Por Alex Murazzo
Docente

Como todo conflicto, lo que ocurre en el medio oriente responde a intereses diversos que involucra aspectos económicos, geopolíticos, étnicos, religiosos...
Siria es un país con aproximadamente 21 millones de habitantes, que actualmente enfrenta una guerra civil iniciada el año 2011. Inicialmente fueron manifestaciones pacíficas orientadas a demandar mayores libertades y democracia, a tono con “la primavera árabe” que vivía la región. Ante la represión impulsada por el gobierno sirio las manifestaciones fueron radicalizando su posición hasta llegar a configurarse la guerra civil que busca fundamentalmente el derrocamiento del presidente  Bashar al- Assad. El año 2012 “los rebeldes” habían tomado el control de varias ciudades como Homs y Alepo, el ejército sirio a mediados de ese año dirigió una ofensiva dejando como saldo miles de muertos entre “los rebeldes” y civiles.
Las acciones genocidas del ejército sirio generó la intervención de la ONU y la exigencia de EEUU para que el presidente Bashar al-Assad[1] abandone el cargo y convoque a nuevas elecciones.
Al iniciarse el presente año 2013 Siria se presentó más dividido y fragmentado. Por otro lado, los rebeldes con apoyo de los países árabes aliados de EEUU se fueron fortaleciendo. Parece ser que el divisionismo sirio alcanzó también a sectores con poder político, que actualmente se encuentran conspirando contra el propio gobierno de al-Assad. En este contexto, el ataque con armas químicas impulsado por el gobierno de al-Assad contra una zona rebelde ubicada en la periferia de Damasco (ciudad capital) desencadenó una ola de denuncias y amenazas de intervención que cayeron sobre Siria. Sin embargo, nada descarta la posibilidad de que este ataque químico haya sido dirigido sin autorización del presidente al-Assad. Este hecho provocó además que el presidente Barack Obama solicite al congreso permiso para la intervención militar, todo hace suponer que el parlamento norteamericano dará luz verde para esta acción.  
La amenaza de intervención militar impulsado por el consejo de seguridad de la ONU y avalado por EE.UU. Francia y Turquía ha despertado la oposición de países marcados por la tendencia comunista – socialista como son: Rusia. China, Iran, Irak, Venezuela, Bolivia, Ecuador.
En realidad existen múltiples intereses de las potencias que rodean este conflicto.
EEUU tiene un interés geopolítico, es decir  una intervención militar a Siria significaría un duro golpe al Hezbolá y quebraría el poder de Irán quien es su principal aliado, además de debilitar a Irak y le permitiría disponer de un aliado más en los países árabes. EEUU, ya dispone de Turquía (miembro de la OTAN), Israel, Jordania (donde EEUU está preparando un ejército Sirio para la liberación) y Arabia Saudita, países que rodean estratégicamente a Siria.
Por otro lado existe un interés regional por conducir gas hacia Europa. Recientemente, “se informó que Irán, Irak y Siria firmaron un acuerdo para la construcción de lo que se dice será el mayor gasoducto en el Medio Oriente capaz de transportar gas natural desde el sur de Irán hasta Europa”[2].  Hasta donde se sabe este gaseoducto atravesará el Líbano e iría por debajo del mar mediterráneo a Europa, ciertamente un ambicioso proyecto, que consolidará el poder global de Iran. Si consideramos que actualmente el principal proveedor de gas y crudo a Europa (vía Qatar y Arabia Saudi) es Turquía -aliado de EEUU-. Entonces podemos observar un conflicto de intereses económicos que involucra a la región.
Por otro lado, China y Rusia tienen también interese específicos.
China es el principal exportador en Siria, aunque la inversión China en Siria no es tan significativa como en otros países. El interés Chino en oponerse a una intervención militar de EEUU, es evitar que los norteamericanos acrecienten su poder en la región árabe.  Su aliado Rusia, tiene más serios negocios con Siria, pues es su principal proveedor de armamento. Además disponen de una base naval en Tartus, estratégica en el mediterraneo.
      




[1] Otra razón de la intervención fueron los asesinatos contra autoridades políticas en el Libano, en cuyas investigaciones se involucró al servicio secreto sirio.

martes, 27 de agosto de 2013

RUSIA QUIERE PROHIBIR QUE HOMOSEXUALES DONEN SANGRE



Esta semana sorprendió la noticia que llegó desde Rusia. Al parecer Duma, la cámara de diputados de Rusia, estudiará prohibir a los homosexuales que donen sangre. El principal argumento para impulsar esta iniciativa es un estudio estadístico donde se muestra que el 65% de enfermos con VIH son homosexuales. En tal sentido por una supuesta razón de política de salubridad, se pretende eliminar el derecho de donación a este sector social.   

Un elemento que podría orientar la explicación de este tipo de iniciativas es considerar que Rusia es un país de tradiciones conservadoras, de fuerte influencia religiosa, y donde recién el 2008 se permitió la donación de sangre a homosexuales, esto generó una gran polémica mediática que polarizó la sociedad Rusa. Por otro lado, esta iniciativa se suma a la ley aprobada el mes de junio “ley de propaganda de relaciones no tradicionales” a través de la cual se prohíbe la emisión y difusión de publicidad o propaganda con contenido homosexual, para proteger el desarrollo moral de los niños y “ofensa al sentimiento religioso”, llegando aplicar penas de hasta tres años de prisión o multas que van desde 5000 rublos (150 dólares) para personas comunes hasta un millón de rublos (30,000 dólares) de tratarse de empresas.

En este sentido, estamos ante una nueva ley discriminatoria o simplemente es un asunto de sanidad pública.

ENLACE DE LA NOTICIA


domingo, 17 de marzo de 2013

¿TRIUNUNFÓ SUSANA VILLARÁN?



Susana Villarán debe considerar que sus dos triunfos electorales son circunstanciales. Su primer triunfo en las urnas – elecciones municipales de octubre 2010- se debió, entre otras razones, a la repentina destitución de Alex Kouri con quien Lurdes Flores se disputaba el primer lugar en las encuestas. El endoso de votos, la volatilidad del electorado, además de los errores del PPC, inclinaron la balanza en favor de Villarán, quien hasta antes de la destitución de Kouri no alcanzaba ni el 10% de la intención de voto.

Este segundo triunfo –revocatoria –  se debe a dos razones esenciales: en primer lugar, en gran parte al apoyo activo del PPC y en especial de Lurdes Flores, quien en las últimas semanas se batió y asumió el rol público que Susana Villarán no supo dirigir. Y por otro lado, a que los revocadores no contaron con una figura política que hiciera contrapeso a Lurdes; Keiko, Alan y Castañeda se mantuvieron tras bambalinas y dejaron que sus delfines asumieran el rol protagónico y definitivamente no dieron la talla; error que hoy lamentarán.  

En ninguna de las dos elecciones – las municipales del 2010 o la revocatoria del 2013 – se ha evidenciado un voto por el candidato, por su gestión, por su carisma, por su propuesta política o por la confianza que inspira y esta es una realidad que la izquierda que representa Susana Villarán no debe eludir.
La izquierda de Susana Villarán sobre estimó su primer triunfo y creyó que disponía de un colchón electoral y de un partido capaz de avalar su gestión municipal. Hasta que llegó la revocatoria y despertó de la desidia, incapacidad técnica y decisiones erradas a consecuencia de asesores elegidos bajo único criterio del color partidario.

Luego de las elecciones de hoy quedo con la sensación que los vecinos limeños han decidido votar contra la revocatoria, contra Castañeda, contra la posibilidad de tres alcaldes en dos años, pero muy pocos por la gestión de Susana Villarán. Definitivamente, el malestar hacia la gestión de Susana es mayoritario y evidente.
Es momento de reorientar la política de gestión, optar por un gobierno municipal de concertación, disponer de asesores capacitados y con experiencia en gestión municipal, la izquierda debe aprovechar este triunfo y tiene dos años para demostrar a los vecinos que nuestra decisión de hoy, fue la alternativa mas acertada y democrática.  

miércoles, 16 de enero de 2013

PENA DE MUERTE



POR: GUILLERMO GIACOSA

Dice Amnistía Internacional: durante la última década disminuyó la aplicación de la pena de muerte. Diecisiete nuevos países la han abolido elevando a 140 las naciones que no la practican. Sin embargo, EE.UU. y China siguen aplicándola con atroz regularidad


Dice Amnistía Internacional: durante la última década disminuyó la aplicación de la pena de muerte. Diecisiete nuevos países la han abolido elevando a 140 las naciones que no la practican. Sin embargo, EE.UU. y China siguen aplicándola con atroz regularidad.
En 2011, solo 21 países realizaron ejecuciones, frente a 28 que lo hacían cuando se celebró el primer Día Mundial contra la Pena de Muerte (1977). Algunos países han reducido los delitos punibles con este castigo.
China, que es quien más ejecuta, abolió la pena de muerte para 13 delitos no violentos y cuando el acusado es mayor de 75 años, pero amplió la pena capital a delitos adicionales. Irán, Arabia Saudí y Singapur aplican esta pena a delitos de narcotráfico. En 2012, Irak, la franja de Gaza y Arabia Saudí aumentaron su cifra de ejecuciones. Casi un tercio de los ejecutados en Arabia Saudí eran presuntos narcotraficantes, en su mayoría extranjeros. Botsuana, Japón y Gambia han reanudado las ejecuciones, y lo propio ocurrirá con India.
La discriminación sigue siendo importante en la imposición de la pena de muerte, ya que es frecuente que personas con menos dinero, menos acceso a abogados o menor conocimiento del idioma local sean las condenadas. Entre los delitos punibles con la pena capital se encuentran “terrorismo”, relaciones homosexuales y causas religiosas. Las minorías kurdas y religiosas de Irán reciben una cantidad desproporcionada de condenas de muerte.
“Ningún sistema de justicia penal, dice Amnistía, es perfecto, por lo que siempre existe un riesgo real de ejecutar a un inocente y ningún Estado puede justificar ese riesgo”.

lunes, 29 de octubre de 2012

REVOCATORIA Y CALIDAD DE LA DEMOCRACIA



POR: FERNANDO TUESTA SOLDEVILLA
Ahora que existe un inusual entusiasmo sobre las revocatorias, particularmente en Lima, es bueno ubicar este mecanismo democrático en un contexto más amplio. Las revocatorias forman parte de un paquete de instituciones llamadas Mecanismos de Democracia Directa (MDD). A diferencia de países como Suiza o algunos estados de EE.UU. o Uruguay, en gran parte de América Latina la implementación de los MDD fueron consecuencia de las críticas a la democracia representativa.
Una primera visión fue la de introducir un complemento a una democracia concebida como limitada y formal. Los MDD ofrecían esta posibilidad de participación ciudadana. La idea central era que con la participación y control ciudadano la democracia adquiría una calidad mayor. Esta visión estuvo, sobre todo, alimentada y sostenida por la izquierda latinoamericana, que veía con entusiasmo el camino a una democracia directa y participativa.
Una segunda visión, distinta y distante de la anterior, era aquella que criticaba y responsabilizaba al sistema partidista imperante como causante de las limitaciones de la democracia. Esta visión estuvo encabezada por presidentes carismáticos, con rasgos autoritarios, como Alberto Fujimori, posteriormente seguido por Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. Estos proyectos, a su vez reeleccionistas, acusaban a los partidos políticos de haber traicionado los reales intereses de los ciudadanos, por lo que los MDD eran los apropiados para relacionar adecuadamente a éstos, con el poder. Se configuraban así los contornos de una democracia plebiscitaria.
En nuestro país, de los MDD tan solo el referendo se usó en dos oportunidades en el siglo pasado: Benavides (1939) y Fujimori (1993). Es justamente al amparo de la Constitución aprobada en este último referendo, que se promulga, en 1997, la Ley de Control y Participación Ciudadana (26300), que amplía los MDD, incorporando figuras nuevas como la revocatoria del mandato de autoridades regionales y municipales, iniciativa de reforma constitucional y legislativa, demanda de rendición de cuentas, entre otras. De este conjunto de mecanismos, ha sido la revocatoria la más utilizada.
 Luego de casi década y media de promulgada la ley, se han realizado seis procesos de revocatorias y, salvo en el 2005 que se realizaron en dos oportunidades, el JNE ha convocado una vez, en cada año.
A estas alturas, la pregunta clave es si con las revocatorias ha mejorado la calidad de la democracia y su representación. Una aproximación a la información disponible señala que, en la gran mayoría de los casos, se trata de una iniciativa promovida por los perdedores de las elecciones. Existe una resistencia a aceptar los resultados electorales, en el marco de las reglas del juego. Se utiliza así, la estrategia de todos contra el ganador.
Por las dificultades derivadas del recojo de firmas, sólo en cinco casos se han realizado en provincias, todas de poblaciones pequeñas. El resto han sido distritos, ubicados mayoritariamente en la sierra y zonas rurales de menos de 5 mil electores.
Poblaciones en las que los recursos son escasos y el presupuesto también. Estos procesos alejados de la capital, no merecieron gran cobertura de los medios. Pero en estas poblaciones la revocatoria produjo un tenso clima articulado alrededor de los grupos en conflicto a favor y en contra de la autoridad local. 
El temor de las autoridades municipales de ser revocadas ha llevado incluso al uso indebido de los recursos públicos para defender sus respectivas gestiones. Por cierto, en no pocos casos, estos procesos de conflicto activaron actos de violencia. 
Los casos en que las autoridades municipales fueron revocadas han ocasionado que transiten hasta tres alcaldes en un solo período de gobierno municipal, sin ninguna posibilidad de hacer una gestión seria.
En consecuencia, más allá que se realice o no revocatorias en Lima, la realidad de su implementación merece ser evaluada y discutida como eficaz mecanismo de mejora de la calidad de la democracia.